Espacio sobre la reflexión pedagógica de las tecnologías educativas del siglo XXI

Acerca de mi y de mis sueños

4347904173_d9ed71735a_m

Mi presentación un tanto de aprendizaje y otras veces apuntando con mi brújula del tiempo para hallar la información adecuada para comprender el mundo de la cibercultura y de la tecnología educativa, desde mi trinchera de trabajo como pedagogo y actualmente como diseñador instruccional de cursos en línea enfocado al nivel de educación superior, preocupado en general por la calidad educativa de mi país, que no logra consolidarse ni transformarse, muy a pesar de las buenas intenciones de las reformas y políticas educativas que sexenio tras sexenio, se vuelve en un mero discurso, pero sin consistencia ni claridad en las formas de cómo se van a llevar a cabo dichos cambios. Aquí, sin embargo, me mantengo firme en mis ideas y convicciones, porque creo en el futuro que construyo día a día con mis compañeros (as) de trabajo o con colegas de mi país y de otras regiones, la educación del siglo XXI es la oportunidad de trascender los vicios y rezagos, los prejuicios y las ideas que no contemplan en el horizonte la oportunidad de ser una raza que algún día podrá compartir sus experiencias con civilizaciones más allá de nuestro sistema solar y de las estrellas.

8 comentarios

  1. Los avances de las llamadas tecnologías virtuales están alcanzando records insospechables, sobre todo cuando vemos las innovaciones basadas en la realidad aumentada o lo que se está desarrollando en los entornos virtuales donde la interacción se logra a través de avatares, que son animaciones y extensiones creadas por programas muy sofisticados de cómputo, aun desconocidos para muchos docentes que laboran en las escuelas del nivel básico y otros tantos en la academia universitaria que siguen impartiendo sus clases como si estuvieran en el siglo XVIII. De ahí la necesidad de fomentar entonces, una cultura de alfabetización digital y posteriormente virtual.

    23 de marzo de 2012 en 1:54

    • Es verdad muchos de los docentes desconocen programas como Second Life o Twinty que son programas 3D en donde se crean mundos virtuales, como lo mencionas esta interacción es a través de avatares, estos programas considero son sencillos de instalar y gratuitos, y no creo que sean programas de cómputo muy sofisticados, lo son en su diseño tecnológico.
      Habrá que orientar a los maestros “dinosaurios” para que hagan uso de este tipo de herramientas para así responder a los intereses y necesidades de sus alumnos, como bien comentas existe la necesidad de fomentar una cultura de alfabetización digital a todos niveles a escuelas públicas y privadas, sería un gran avance tecnológico ennla educación.

      17 de mayo de 2012 en 4:48

    • Intereante roiban lo de los avatares, ya tengo un tiempo escuchando de ellos, y otro poco revisándolos, pero por el momento aún tengo dos concepciones que no logro modificar: me siguen pareciendo infantiles como para una aplicación universitaria, y por otro lado los que he provado no me han brindando flexibilidad en el manejo a menos que llegue a ser un software de pago. Como menciono aún sigo buscando uno que llene mis espectativas. Saludos.

      12 de noviembre de 2013 en 12:53

      • Si te aprece infantil que los videojuegos y los mundos virtuales sean demasiado infantiles apra un académico universitario, dime entonces cómo es que empresas privadas que han invertido muy fuerte en apoyar programas de entrenamiento militar y policiaco (seguridad nacional), a través del uso de estos avatares: no es cosa de niños, son herramientas para potenciar el aprendizaje de cómo puede ser violento, eficaz en lo que tiene que realizar en situaciones concretas reales (guerra, combate al terrorismo, narcotráfico, etc.). Te recomiendo cheques lo relacionado a las aplicaciones de Second Life en la parte de la formación profesional o de trabajo para que te des una idea de la pertinencia de entrenar recursos humanos a través de estos entornos virtuales.

        15 de noviembre de 2013 en 17:05

  2. Efectivamente, la realidad en nuestras escuelas de nivel básico, desconocen el sin fin de programas virtuales en los que se pueden apoyar para participar en clases más dinámicas, atractivas e interactivas, concuerdo en que es necesario fomentar una cultura de alfabetizacion digital enfocada a este tipo de programas, para que los docentes se den cuenta de que las posibilidades de mejorar el proceso enseñanza – aprendizaje son muy grandes.
    Gracias

    15 de mayo de 2012 en 23:53

    • Yo en lo personal he de decir que tras el analfabetismo hay otro má aún peor como lo es la falta de interés (una de las principales), el conformismo, la pereza para aprender algo nuevo, y otro tanto el miedo. Brindar solo cursos, cursos, cursos sin haber llenado la brecha anterior, serán solamente actividades infructuosas, serán solo actividades que llenan espacios para que no se diga que no se ha hecho nada en alfabetizar, cuando el verdadero problema de fondo no se trata. El problema siempre es multifactorial, pero si no motivamos, estimulamos, brindamos incentivos a esas personas (docentes) de manera que la necesidad sea evidente por parte de ellos, estarán solo realizando actividades cosméticas.

      12 de noviembre de 2013 en 12:57

      • La falta de interés tiene relación con la identidad personal, las actitudes, la autoestima. En cuanto al conformismos, desinterérs y miedo son reacciones mentales que tienen su causa en lo social y cultural, cuando en una socieda que controla, reprime o coacciona a los individuos. Me gustaría saber entonces, si crees que no es por el lado de la “cursitis” hoy dewnominada como formación profesional continua, de qué otra manera se podría atender la calidad de vida de los docentes. Es claro que en muchos países en vías de desarrollo no han alcanzado los estándares de vida adecuados, el referente del mito Finlandia o Corea del Sur entre otros, nos pega porque en nuestros países difícilmente vamoa a poder escalar hacia esos niveles de vida, porque existe un alto índice de corrupción en las instituciones en general, no solo las educativas, es un sistema clasista que divide a la población por estratos socio-económicos, incluyendo los políticos-ideológicos. En sociedades donde supuestamente existe una simulación de tipo “socialista”, se encubren huellas muy difícles de descubrir, porque queda cerrado solo a las cúpulas del poder del Estado. Esto es más complejo aun cuando es desde las propias formas de gobierno que se simula, trata o intenta salvaguardar los inetreses de clase, a través de stos paliativos de ayuda, en este caso, hacia la docencuia que ahora se ha convertido en una verdadera molestia (estorbo) para esos poderes fácticos, es mucho de fondo que el que te imaginas que solo está flotando en esas manifestaciones de desánimo y frustración: está totalmente controlado, es peligroso ser pensante en estos tiempos de crisis recurrente, pero nos queda la oportunidad del imaginario colectivo para crear desde ahí.

        15 de noviembre de 2013 en 17:01

  3. Desconocemos en gran parte las diferentes herramientas digitales con las que podríamos diseñar clases más dinámicas y atractivas, por mi parte, compartiré con mis compañeros maestros, todo lo que he aprendido a lo largo de esta materia, con la intención de que puedan aplicarlo a sus clases.
    Gracias

    17 de mayo de 2012 en 3:24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s